Mantenimiento de los paneles solares

Existen paneles solares de dos tipos: fotovoltaicos y térmicos para producir eletricidad y calor respectivamente.

Independientemente del tipo y de la ubicación que hayamos elegido todos precisan un mantenimiento. Si no lo llevamos a cabo, el rendimiento del panel solar puede disminuir.

Mantenimiento de los paneles solares: sin complicaciones
Un panel solar no requiere mucha atención. Los paneles térmicos al ser menos frágiles que los fotovoltaicos requieren un mantenimiento mínimo. ¡Incluso existen paneles que se limpian solos!

Normalmente las instalaciones solares se limpian simplemente cuando llueve. Como no contienen elementos frágiles no tenemos que prestarles mucha atención.

Algunos instaladores proponen un servicio de mantenimiento regular. Otros ofrecen un sistema de vigilancia remota.

Mantenimiento de paneles solares: para alargar su vida útil
Aunque el mantenimiento sea mínimo, es esencial para preservar sus paneles. Así pues, conviene limpiarlos regularmente. En zonas geográficas con mucha contaminación o con fuertes vientos una instalación puede cubrirse de hojas, polvo, hielo o excrementos de pájaros.

Esto puede alterar el rendimiento de sus paneles solares en un 15% y reducir su vida útil.

Para que esto no ocurra es conveniente que limpie su panel solar una o dos veces al año. Si goza de fácil acceso a los paneles basta con que los limpie con agua y una esponja suave. También puede utilizar un jabón no agresivo. También puede:

- Inspeccionar los cables.
- Verificar regularmente que el contador de produccion y el inversor funcionan con normalidad (si se trata de una instalación fotovoltaica).
- Contactar con su instalador para que lleve a cabo una revisión rutinaria una vez al año.

Mantenimiento del panel: precauciones a tener en cuenta
Desaconsejamos que utlice los productos que se enumeran a continuación para no dañar los paneles solares:

- Agua calcárea: la cal deja marcas blancas que hacen disminuir el rendimiento.
- Agua demasiado fría sobre un panel caliente: puede producirse un shock térmico y estropear su panel de forma irreversible.
- Agua con demasiada presión: la presión puede deteriorar las juntas del panel.
- Disolventes y detergentes: pueden dañar la superfice del panel.

Por útlimo, le desaconsejamos que camine sobre sus paneles: puede ser peligroso para el panel y para usted (corre el riesgo de resbalar); a menos que se trate de paneles térmicos con captadores moqueta.

Para saber más visite nuestra págiina especializada en Energía solar

Si lo desea podemos ponerle en contacto con uno o varios profesionales del sector. 
Ellos le proporcionarán un presupuesto gratuito y sin compromiso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...