Calefacción solar

La instalación de paneles solares térmicos para disfrutar de calefacción solar es cada vez más habitual. La calefacción solar es, además de ecológica, económica ya que la energía solas es gratuita e inagotable.

Un sistema de calefacción mediante paneles solares térmicos proporciona una calefacción poco contaminante y eficaz. La calefacción solar se combina a veces con un calentador de agua solar para aumentar la rentabilidad.

Para más información: visite nuestra página especilizada en calefacción

Ventajas de la calefacción solar: ecológica y económica


La calefacción central solar térmica tiene muchas ventajas:

- Ecológica: la energía solar es una fuente de energía renovable. La calefacción solar tiene un escaso impacto sobre el medio ambiente.
- Económica: Aunque el gasto inicial de instalación es elevado, la energía que utilizamos es gratis e inagotable. Una instalación de calefacción solar bien hecha puede hacer que ahorremos hasta un 60% de energía.
- Rentable: Tras haber hecho la inversión inicial, los paneles solares son fiables y requieren un mantenimiento mínimo.
- Universal: la calefacción solar no es exclusiva de zonas con mucho sol.

En cambio, es aconsejable instalar un sistema de calefacción auxiliar para que releve a los paneles solares en invierno, principalmente en zonas geográficas con peores condiciones de insolación o en edificios muy grandes.

Para sacar el mayor rendimiento posible a su calefacción solar es conveniente que aisle correctamente su vivienda. Así, habrá menos pérdidas de calor y usted necesitará menos calefacción y ahorrará más.


¿Calefacción central o calefacción por suelo radiante?

La calefacción solar puede emplearse se distintas formas.

- Con calefacción por suelo radiante: los paneles solares térmicos calientan el líquido portador de calor. El calor calienta la losa radiante que, a su vez, calienta el suelo. Esta opción proporciona un calor más uniforme. La única pega es que la instalación solo se puede realizar durante la construcción del edificio o si hacemos una reforma en profundidad.

- Mediante un sistema de calefacción central: siempre que haya sol, el fluido portador de calor calienta el agua de un depósito. Con este agua alimentamos la calefacción central durante todo el día. El calor se transmite por medio de emisores de calor como estufas, radiadores, etc. Esta opción es viable si vamos a realizar una pequeña reforma como por ejemplo cambiar la caldera.

Calefacción solar y calentador de agua solar, una combinación estupenda


Es posible (y cada vez más frecuente) instalar un único sistema de paneles solares térmicos y usarlos para la calefacción y para calentar agua sanitaria. Este sistema solar combinado puede cubrir hasta un 40% de las necesidades. El sistema solar combinado esta compuesto por:

- Paneles solares térmicos que calientan el líquido portador de calor.
- Un sistema de distribución del fluido portador de calor.
- Un regulador térmico y, en ocasiones, un sistema de calefacción auxiliar.
- Un dispositvo de almacenaje de agua caliente, por ejemplo un depósito.
- Un sistema de tuberías para distribuir el agua caliente sanitaria.
- Emisores de calor como radiadores o una losa radiante.

Para saber más: visite nuestra página especializada en calefacción

Si lo desea podemos ponerle en contacto con uno o varios profesionales del sector. 
Ellos le proporcionarán un presupuesto gratuito y sin compromiso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...